viernes, 8 de enero de 2016

Manga: Siempre es Domingo

Título Original: 毎日が日曜日 (Mainichi ga Nichiyoubi)
Autor: Yuzo Takada
Año: 1988
Género: Seinen
Editorial Japonesa: Futabasha
Editorial Española: MangaLine ( y Planeta deAgostini hace años)
Tomos: 2
Argumento: Todo comienza cuando una niña, Yumi, es salvada de ser atropellada por un prestidigitador, Toru, con una carrera muy prometedora por delante. A raíz de este suceso, Toru se lesiona una mano, truncando así su sueño de ir a Hollywood. Pasados ocho años desde lo ocurrido, los dos se reencuentran, Toru convertido en un vulgar delincuente y Yumi recién licenciada en la Escuela de Policía.


La historia de una policía y un mago que le ayuda en algunos casos me pareció una idea muy original e interesante. Aunque realmente compré los mangas a ciegas por tratarse de un autor que me gusta mucho, Yuzo Takada, por sus obras Blue Seed, 3x3 Eyes y sobretodo por Nuku Nuku. 
La verdad es que en cuanto al dibujo, no me decepcionó y en ocasiones me recuerda al arte de dichas obras. Las viñetas son bastante amplias y agradables para leer, y los capítulos son entretenidos pero autoconclusivos (ya que son siempre los mismos personajes, preferiría que fueran con una continuidad). 

Lo que no me ha gustado de este manga, y que le resta muchos puntos, es la forma que tiene de resolver las tramas en algunos capítulos: demasiado fácil. Sin embargo el final me ha parecido muy correcto y de hecho hay una conectividad entre los dos capítulos de la historia. 
El último tomo cierra con una historia corta e independiente de Siempre es Domingo, El Ritmo Paleto, la cual solo dura dos capítulos, y trata sobre una chica perteneciente a una banda de rock en Tokyo la cual tiene que dejar por su mudanza a un pueblo de Japón, en el cual descubre otra banda cuyo talento es bastante cuestionable, pero accede a pertenecer a la misma con la esperanza de cambiar las cosas. No es nada del otro mundo, pero como extra se agradece.

No son muchas, pero quizás sea conveniente avisar de que algunas viñetas son algo subidas de tono.
La edición de MangaLine está bastante decente, aunque en las solapas de la sobrecubierta aparece el título con las letras cortadas y se ve algo cutre. 

Es un título corto que no he leído tan rápido porque no tiene esa chispa que hace que te enganches. Sin embargo, tampoco es un mal manga.
Lo mejor: El dibujo y la historia.
Lo peor: Que sean historias autoconclusivas que se resuelvan tan facilmente.
Nota: 5/10