viernes, 6 de mayo de 2016

Serie: Imaginary cat

Título: 상상고양이 / Sangsanggoyangi
País: Corea 
Año: 2015
Episodios:
Género: Romance, Comedia
Reparto: Yoo Seung Ho, Beetle, Han Ye Ri (voz), Jo Hye Jung,  Park Chul Min,  Lee El, , Kim Min Suk,  Solar, Kim Hyun Joon, Choi Tae Hwan, Shim Min.
Argumento: Hyun Jong Hyun (Yoo Seung Ho) es un aspirante a dibujante de webtoon y trabaja a tiempo parcial en una tienda de libros. Él también tiene un gato llamado Boggil. La primera vez que conoció a su gato en la calle fue durante un día lluvioso. Desde entonces, han vivido juntos y Hyun Jong Hyun solamente abre su mente para su mascota.

Esta serie coreana estrenada el año pasado se parece sospechosamente a una película japonesa que vi hace años llamada Kimi to Boku, pues ambas van de los mismo: dibujante de cómics con dificultades en su trabajo y que tienen un gato de mascota al cual adoran. Estuve buscando información para saber en qué están basadas ambas obras o si realmente se trata de un plagio, pero no encontré mucho (tampoco busqué tanto, me da pereza esta serie XD)
Pero al lío, como amante de los gatos que soy, esta serie estaba en mi lista de pendientes en mayúsculas, y después de ver esto tengo que decir que lo mejor y casi único bueno de de la serie es, precisamente, el gato. La verdad es que la voz en off que le pusieron y sus líneas lo enternecen totalmente.


Pero luego tenemos a los dos personajes protagonistas humanos. Son tan absurdos que tratan al gato como si fuera un bebé. Le hacen muecas y todo... ¿esperarán que se ría?. Además, el chico parece que está ahí en el plan "adórenme, soy muy cuqui y adorable siendo cariñoso con mi gato" y la chica está en el plan "odienme, soy la chica caprichosa y mimada que se va a llevar a vuestro oppa". En este último caso me gustó la elección de la actriz, pero su personaje es insoportable.


Son solamente 8 capítulos de unos 30 minutos, pero aún así la serie se me hizo difícil de terminar. Su ritmo es muy repetitivo, con conflictos que aparecen de la nada y se resuelven sin más. El final, para quien haya visto Kimi to Boku, es muy predecible y drástico.
Lo mejor: La gata
Lo peor: Los personajes principales.
Nota: 5/10