martes, 26 de julio de 2016

Manga: Quartet Game

Título original: 四重奏ゲーム
Autor: Wataru Yoshizumi
Año: 1988
Volúmenes: 1
Editorial: Planeta de Agostini
Género: Shoujo
Argumento: A estas alturas, no hace falta presentar a la autora de Marmalade Boy – La familia crece, Solamente tú y Somos chicos de menta, ya que se ha ganado su puesto en el mercado español por derecho propio. Pero las primeras obras de esta autora permanecen inéditas en este país, y Quartet Game presenta una oportunidad única para familiarizarse con ellas, ya que recoge 3 historias cortas completas de una Wataru Yoshizumi con un estilo todavía muy seminal. (Planeta)

Como son tres historias sin relación entre si, voy a proceder a explicar cada una y hacer una valoración final sobre el tomo en general. 

Quarter Game: Una historia interesante sobre tres estudiantes que a penas se conocen de nada, los cuales son reunidos por su profesor de música para que formen un cuarteto de instrumentos de cuerda con el fin de actuar juntos en un concierto. Además de enfrentarse a una convivencia difícil durante los ensayos debido a sus diferenciadas personalidades, juntos deben resolver un misterio.
En mi opinión, para  ser una historia corta, los personajes están bien definidos (algunos mejor que otros también tengo que decirlo). El dibujo de Yoshizumi es mejorable (en ocasiones bastante mejorable) y la historia se desarrolla bien, pero tiene un final “injusto”, medio en el aire, que parece haber sido cortado por lo sano, además de algunos cambios de escena precipitados entre viñeta y viñeta.
Heart Beat: One-shot con una historia algo simple: un chico bueno en deportes pero malo en notas que está enamorado de una chica que es buena en todo, y un profesor que parece tener alguna relación con ella fuera del ámbito académico, a la vez que se muestra algo maniático contra el protagonista. Por cierto, este profesor aparece en la historia anterior. Como he dicho, la historia es simple y corta, pero Wataru consigue darle vida a los personajes y la historia concluye bien.
Another day: Trata de una chica que hace saltos en el tiempo incontroladamente. Parece que hay una mejora notable en el dibujo de Yoshizumi, y la historia es muy interesante, aunque por lo corta que es no tiene cabida el desarrollo de sus personajes. 

En general, es un manga ideal para pasar el rato, y aunque es algo prescindible puede ser recomendado especialmente para los fans de Wataru Yoshizumi, pues como curiosidad o coleccionismo cumple bien su función, ya que con este manga nos damos cuenta del cambio que ha conseguido la Yoshizumi de los comienzos con la mangaka internacional que es hoy en día.
Sobre la edición de Planeta de Agostini, es bastante antigua (2002), por lo que quizás sea algo complicada de conseguir en la actualidad (yo la compré de segunda mano en Walapop). La lectura es en el orden occidental y el tomo no tiene sobrecubierta, sin embargo y a mi parecer esto le da aún más ese toque clásico para el manga en cuestión, que es de 1988. Además, las hojas tienen una calidad correcta y los textos están perfectos. Incluye un extra, o como dice en el manga “regalo”, con curiosidades de la vida de la autora y este manga, además de algunas anotaciones sobre los personajes escritas por ella.

Lo mejor: Entretenido. Ideal para “pasar el rato” o para coleccionismo.
Lo peor: Los dibujos son mejorables en las dos primeras historias. Al ser historias tan cortas no se profundiza. El final de la primera historia. Tomo prescindible u olvidable.
Nota: 5/10