miércoles, 5 de diciembre de 2018

[Videojuego] Mario Party 8

Título original: マリオパーティ8
Plataforma: Wii
Año: 2007
Jugadores: 1-4
Géneros: Tablero, minujuegos
Historia: ¡Que no pare la fiesta! ¡Ha empezado el carnaval y es la hora de ir de parranda! Compite con Mario, Luigi, Peach, Yoshi, DK y más personajes favoritos de Nintendo en seis tableros y más de 60 minijuegos para ganar el codiciado premio: ¡suficientes caramelos para un año! pero Bowser no les va a dejar irse de rositas... (Nintendo)

Jugabilidad: Se trata de un videojuego de Wii en el que, como en anteriores entregas de la saga, debemos competir contra otros jugadores en una batalla de minijuegos moviéndonos por ciertos tableros, cada uno con una particularidad y objetivos diferentes. Mario Party 8 es una feria que está compuesta por cinco carpas, donde cada una alberga en su interior un modo de juego diferente: Batalla Estelar (compitiendo contra la máquina, se podría considerar el "modo historia"), Batalla Real (para jugar de 1-4 jugadores), Batalla de Duelos (para jugar a los minijuegos sin tableros de por medio), Bazar Diversión (Extras e información) y Opciones.
La mecánica de los tableros es simple: golpear el dado en tu turno para que el personaje se mueva a la casilla que le toque. Dicha casilla puede ser de color azul (se gana + 3 monedas) roja (se pierde -3 monedas) verde (que puede ser una ventaja o una desventaja para el jugador, dependerá del tablero), amarilla (un minijuego individual) naranja (minijuegos de duelos) y casilla DK/Bowser (se alternan una vez que un jugador haya caído y disfrutado del privilegio del primero o el castigo del segundo). Ganar los minijuegos nos hará ganar recompensas como monedas o caramelos.

Tableros:
  • Templo Kong. Basado en el personaje de Donkey Kong, este tablero está ambientado en una selva, y en él debemos alcanzar la casilla de la estrella para comprarla por veinte monedas, antes que nuestros adversarios.
  • Tablero del Tesoro. Tablero de forma lineal (un único camino sin bifurcaciones, aunque algunas casillas funcionan como atajos) cuyo objetivo es llegar a la última casilla con 50 monedas para intercambiársela a un Goomba pirata.
  • Mansión Maldita del Rey Boo. En este tablero recorremos la mansión del fantasma Boo, habitación por habitación, sin poder apreciar cómo será la habitación posterior a la que nos encontramos. Podemos elegir diferente direcciones, y el objetivo es llegar a las habitaciones con estrellas para ir acumulándolas, evitando llegar a las que tienen un agujero en el suelo, las cuales nos llevarán a la casilla principal. Cada vez que un jugador obtiene una estrella, la distribución de la mansión cambia. 
  • Expreso de Shy Guy. El funcionamiento es parecido al Tablero del Tesoro, aunque podría decirse que es de sentido circular y está ambientado en un tren (hay casillas en el interior y, tras llegar al último vagón, andamos por el techo)
  • Koopachópolis. En este tablero iremos ganando y perdiendo estrellas en función de las monedas que invirtamos en los distintos hoteles que se encuentran en  este tablero con forma de ciudad.
  • Galaxia Bowser. Se trata de una especie de estación espacial, y la mecánica del juego consiste en robar estrella gracias a unos caramelos especiales que solo están disponibles en este tablero. Al principio del juego no está disponible, debemos superar todas las fases de la Batalla Estelar para desbloquearlo.

Los minijuegos: Según he leído en Internet, hay un total de 75 minijuegos en esta entrega. Algunos son muy entretenidos y otros son muy simplones, pero la gran mayoría aprovecha muy bien la función del mando de Wii. Son mejores si se juegan con amigos. 

Caramelos: Antes de golpear el dado, puedes optar por comer caramelos y causar distintos efectos. Se puedes guardar  hasta tres caramelos y usarlos cuando se vea oportunos.
  • Caramelos rojos: Doblemelo (nos permite golpear dos dados) Triplemelo (tres dados) Lentamelo (hace que el dado se mueva más lento, pero solo llega hasta el número 5) 
  • Caramelos verdes: Funcionan con una ruleta a la que hay que lanzar un dardo para ver a quién afecta el poder del caramelo. Los caramelos verdes son Saltamelo (Convierte tus piernas en muelles, para que puedas saltar hasta la casilla del rival, elegido previamente en una ruleta con dardo), Ruinamelo (Lanza un rayo a un rival destruyendo la mitad de sus monedas) y Vampimelo (Te convierte en un vampiro que te da la posibilidad de robar monedas)
  • Caramelos Amarillos. Tienen un efecto durante el movimiento del personaje en el tablero. Se trata de los caramelos Bancomelo (Te convierte en un personaje pixelado como si fuera de los primeros Super Mario Bros, y por cada casilla recorrida el personaje da un salto golpeando un bloque que otorga 3 monedas), Huracamelo (te convierte en un tornado que lleva a cada rival con el que te cruces al punto de partida), Bolamelo (te convierte en una bola que robará 10 monedas a cada jugador con el que te cruces) y Robamelo (Te convierte en tres clones diminutos de tu personaje que robarán un caramelo a cada rival con el que te cruces)
  • Caramelos Azules: Como los amarillos pero con un impacto aún mayor. Dentro de esta categoría están los Caramelos Bowser y los Balamelo, los cuales solo están disponibles en el tablero de Galaxia Bowser y nos permiten robar estrellas con quien nos crucemos. También está los Duelomelo (nos enfrentamos a un duelo con quien nos crucemos) y los Caramelo Roca Picuda (que destruirá la mitad de las monedas de cada rival).

Personajes: Los personajes con los que podemos jugar son todos los que vemos en la imagen posterior, siendo Blooper y Hermano Martillo (los dos últimos de la fila inderior) desbloqueables jugando en la Batalla Estelar. También podemos seleccionar a un Mii para ciertos juegos extras del Bazar Diversión.


Otros personajes que aparecen en el juego pero que no son seleccionables para jugar son Donkey Kong, que siempre está ahí para echarnos una mano; el temible Bowser; y Mc Ballyhoo, quien hace su debut estrella en la saga, un feriante parlanchín encargado de comentar las batallas en los tableros y ofrecernos información relevante.

Gráficos y sonido: La música es agradable y fresca, podría decirse que es pegadiza. Cada personaje tiene su grito de guerra, de victoria para cuando ganen, y de llanto para cuando pierdan. Los gráficos para ser Wii no están mal, pero noto los colores algo apagados, y los menús con texto son simples y anticuados.


Veredicto: ¿Mario Party 8 es divertido? Pues si y no. Es mucho más divertido cuando juegas con amigos, aunque aún así llega un punto en el que la partida se nos hace lenta, teniendo en cuenta que cada jugador por turno tiene que golpear su dado, y la velocidad de texto y de selección de opciones es poco ágil. Los minijuegos son llamativos, pero los tableros pueden llegar a aburrir. Es el segundo Mario Party al que juego (el primero fue el primer Mario Party de N64, y solo lo jugué una vez), así que no puedo opinar aún si es mejor o peor que otras entregas de la saga. 
Nota: 5,5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario